VÍCTIMAS CIVILES

Los Normandos pagaron caro la liberación. Murieron unos 20 000 habitantes, 14 000 solamente en Baja Normandía. Hubo más victimas civiles que en las filas británicas y canadiénses durante la batalla que contaron 16 000 muertos et casi la misma cantidad que el ejercito americano con sus 21 000 bajas.

La mayoría fueron víctimas de los bombardeos aéreos que intentaban destruir las vias de comunicación para frenar la llegada de refuerzos alemanes. Los ataques más sangrientos fueron los del 6 de junio por la tarde y la noche del 6 al 7 que destruyeron las ciudades de Lisieux, Pont-l-Evêque, Caen, Argentan, Flers, Condé-sur-Noireau, Vire, Saint-Lô, Coutances y que provocaron la muerte de 3 000 personas. Los pasquines lanzados durante el día para incitar a los habitantes a irse de los pueblos o ciudades no hicieron gran efecto.   En los días que siguientes fueron destruidas por los bombardeos L’Aigle, Avranches, Valognes, Vimoutiers, Falaise, Alenson….

Los bombardeos aéreos fueron perdiendo intensidad, pero de vez en cuando hubo algunos importantes como en los pueblos de Aunay-sur-Odon o Evrecy

El tiro de artillería fué la segunda causa de víctimas entre los civiles que se encontraban en medio de la batalla. Viene luego las victimas en las carreteras del éxodo, a causa del ametrallamiento aéreo, cuando miles de personas iban en ruta hacia el sur.

No hay que olvidar los Normandos ejecutados por los Alemanes por actos de resistencia o simplemente por no haber obedecido las ordenes dadas.

Después de la Liberación hubo muchas víctimas entre los campesinos, pescadores y niños a causa de minas y otros objetos explosivos.

Civiles muertos por departamento :
Calvados 8 100
Manche 3 700
Orne 2 100
Eure 900
Seine-Maritime 4 850