EXODO DURANTE EL VERANO 44

Menos conocido de el gigantesco éxodo de mayo y junio 1940 que hechó en las carreteras millones de franceses a causa de la ocupación alemana, el del verano de 1944 en Baja Normandía fué un movimiento masivo regional.

Miles de hombres, mujeres, niños, ancianos y enfermos se encuentran en las carreteras, en carretas, algunos se llevan las vacas, es una decisión espontánea para alejarse de los combates. Otros lo hacen obligados bajo las ordenes de evacuación dadas por el ejercito alemán a medida que ellos se iban replegando.

Solos o en familias agrupadas se van sin meta o bien escogen itinerarios hechos por la administración de Vichy. Para los habitantes de la Mancha llevaban hacia Mayenne, para los del departamento de Calvados el itinerario iba hacia Trun en el departamento del Orne. Otros irán aún más lejos, hacia Vandée o el Macizo central.

El recorrido era peligroso en las carreteras ametralladas por la aviación aliada que no hacía la diferencia entre civiles y soldados alemanes. Por ello unos treinta refugiados murieron a principios de julio en Saint-Charles-de-Percy, cerca de Vire, a causa de un ataque con roquetas de una escuadrilla de caza bombarderos americanos.