LA OPERECIÓN « COBRA » : ABRIRSE PASO

Desde hacía un mes los americanos estaban en la trampa infernal de los setos vivos. La operación Cobra lanzada a finales de julio, va abrir paso en las lineas alemanas. El general Bradley, comandante del 1er ejercito elabora un plan, bombardeos aéreos intensos en un perímetro reducido para destruir las defensas enemigas y abrir una brecha por la cual sus unidades podrían pasar. Escogió una zona entre los pueblos de La Chapelle-Enjuger y Hébécrevon, a unos quilómetros al norte de la carretera principal que unía Saint-Lô a Coutances

La primera tentativa del 24 de julio es un fracaso, los bombarderos lanzáron sobre las primeras líneas americanas, 150 victimas, entre muertos y heridos. La operación recomienza al día siguiente, en tres horas de inteso ataque aéreo intervienen 1 500 B-17 y B-24 apoyados por bombarderos medios y caza bombarderos, atacaron con napalm. Una vez más los Gi’s son afectados, pero ésta vez los alemanes han sido desarticulados. La división Panzer Lehr del general Bayerlein, que acababa de llegar al sector queda literalmente deshecha. El soplo de las explosiones levantaba los carros de combate de 45 toneladas como si fueran juguetes. Los soldados de infantería quedan enterrados en sus escondites. Los pocos supervivientes desorientados se rinden o huyen.

La misión de la infantería no es facil, durante la jornada del 25 de julio debe hacer frente a duros combates para abrir paso a los blindados. Los carros de combate americanos, equipados del famoso dispositivo « Hedgecutter », inventado por el sargento Cullins atraviesan los setos sin dificultad.

El 26 de julio, el 7tmo cuerpo de ejercito del general Collins progresa unos diez quilómetros, atraviesa la carretera de Coutances a Saint-Lô, libera Saint-Gilles, Canisy. El frente alemán se disloca . El día siguiente, la derrota, las divisiones blindadas americanas avanzan sin oposición hacia el sur y el oeste. Marigny, Lessay et Periers son liberados en el día, Coutances el 28 por la 4ta división blindada del general Wood.

Unidades alemanas son rodeadas, como la bolsa de Roncey, otras siguen batiéndose. Los dos meses de lucha sin éxito desmoraliza los soldados, miles son hechos prisioneros, desarmados y abandonados, falta de tiempo para conducirlos hasta un campo de prisioneros. Von Choltitz, comandante del 84 cuerpo del ejercito alemán, intenta rehacer nuevas lineas de defensa en vano. Nada ni nadie podía detener el avance Americano.

El 30 de julio la 6ta división blindada del general Grow atraviesa Bréhal y ocupa Granville sins hacer alto. Esa misma tarde, el general Wood, ataca y se ampara de Avranches, al día siguiente libera intacto el puente de Pontaubault, sobre el rio Sélune, de gran valor estratégico sobre la ruta hacia la Bretaña. En menos de una semana las tropas del general Bradley han realizado un avance de 60 quilómetros y 18 000 prisioneros. Este impetuoso avance cambia la situación de las fuerzas, han pasado de la simple defensa a la guerra de movimiento.