FIN DE LA BATALLA DE NORMANDÍA

Las tropas alemanas que escaparon al desastre de la « Bolsa de Falaise » se repliegan hacia el Sena, son atacados por miembros del FFI (Fuerzas Francesas del Interior) y perseguidos por los Aliados.

Los Británicos avanzan rapidamente por la comarca Pays d’Auge, liberan Lisieux el 25 de agosto. La ciudad ha sufrido importantes bombardeos en los que perecieron unos mil habitantes. Al norte, la brigada belga del coronel Piron y la brigada neerlandesa « Princesa Irene » que en acuerdo con la 6ta Airborne británica avanzan por la costa liberando Cabourg, Dives, Deauville,Trouville y por fin Honfleur. Al sur los Canadienses llegan a Bernay, los Americanos a Evreux, Louviers, Elbeuf.

Los Alemanes atrapados entre los aliados y el Sena, cuyos puentes fueron destruidos, van a conseguir escaparse. La tentativa de encerrarlos en otra bolsa no se consiguió. Todos los medios eran buenos para atravesar el rio, en transbordadores, en balsas, en vehículos anfibios, en barca, incluso nadando.

Según un informe oficial británico, consiguieron atravesar el Sena a 240 000 alemanes, 30 000 vehículos y unos 150 carros de combate. Las perdidas materiales se elevaron a unos 4 000 vehículos y a unos cincuenta carros de combate, bien destruidos por la aviación o simplemente se quedaron sin carburante.

La guarnición del Havre con sus 11 000 hombres no se retira y espera combatir antes de rendirse. Los Alemanes hicieron de la ciudad un verdadero fortín, protegido con baterías pesadas y casamatas de cemento armado. La fortaleza estába protegida por el mar, el Sena y un valle inundado. El único acceso, al norte, estaba protegio pour un impresionante sistema defesivo reforzado con un enorme foso antitankes y miles de minas.

Montgomery continuó su avance hacia Bruxelas donde llega el 4 de septiembre. Dejó al 1er cuerpo de ejercito la misión de liberar la ciudad. Ante la dificultad que se les presenta saben que el asalto causará muchas perdidas por ello piden el apoyo de la RAF.   Los 60 000 Havreses que no se fueron de la ciudad van a vivir un verdadero infierno del 5 al 6 de septiembre, los barrios del centro desaparecen bajo las bombas explosivas e incendiárias.

El 10 por la tarde empieza la ofensiva Astonia. Precedidos de carros de combate especiales dos divisiones de infantería y tres brigadas blindadas avanzan tras una rápida barrera de artillería. El asalto es inolvidable pour sa precisión y rápidez. Los carros de combate « látigos » abren brechas en los campos minados, mientras que los terribles lanzallamas « Cocodrilos » siembran el terror entre los defensores. El 12 el Havre fué liberado, pero a que precio, unos 2 000 civiles murieron entre las ruinas de la ciudad a 85% arrasada.