El desembarco

El desembarco el 6 de junio 1944 empièza poco después de media noche con el lanzamiento de las tropas aerotransportadas británicas, entre el rio Orne y el Dives. Poco después son los paracaidistas americanos sobre el Cotentin, al extremo opuesto. Al mismo tiempo los bombarderos de la RAF bombardean las baterías de artillería del Muro del Atlántico que consideraban más peligrosas.

Al alba, los Alemanes, incrédulos, verán el mar cubierto de barcos. Era la operación Neptuno, primera fase del plan Overlord, en marcha hacia la reconquita de Europa.

A las 5h45 empieza el tiro naval contra las defensas alemanas.

A las 6h45 comienza el asalto americano en las playas de Utah y Omaha. En el sector británico y canadiense el ataque se lanzó una hora más tarde en razón de la diferencia de horario de marea.

El 6 de junio por la tarde ya habían desembarcado 20 000 vehículos y 155 000 soldados (paracaidistas incluidos). Las perdidas (muertos, heridos y desaparecidos) se elevaba a 10 000 hombres, menos que la previsión establecida.

Excepto a Omaha donde el resultado de la batalla no fué decisiva en las primeras horas, en varios puntos los alidados lograron atravesar el Muro del Atlántico y se introdujeron de unos diez quilómetros